¿En qué consiste?

Guayaquil, siendo el punto migratorio más conocido del Ecuador, se permite contar con una oferta gastronómica muy amplia que abarca a todas las regiones del país a la hora de poner la mesa.

Uno de los objetivos principales de este proyecto es rescatar y catapultar la gastronomía ecuatoriana como una de las más diversas de América. Raíces, La Empresa Pública Municipal de Turismo y Promoción Cívica junto con las 7 escuelas de cocina de la ciudad se concentran para continuar con el plan de mejoramiento de huecas.

El proceso inicial, duró más de 3 meses y estuvo conformado por varias fases. El punto de partida fue establecer los lugares de la ciudad que participarían en la primera Edición, así se definió que este era el año del Casco Histórico de la ciudad (ver mapa); con el que cual se inventariaron un aproximado de 1.200 huecas, luego de la respectiva evaluación, se redujeron a 400 huecas.

LAS HUECAS TRADICIONALES DE LA CIUDAD

Como segunda fase, se realizó un “diagnóstico” de elementos que debían ser mejorados, tales como decoración del establecimiento, distribución de instalaciones, manipulación de alimentos, presentación de los platos. Cada 15 días durante aproximadamente 3 meses, las huecas que pasaron el primer proceso de calificación, se preparaban para recibir a sus jueces y seguir cumpliendo con el compromiso que adquirieron sobre el mejoramiento del establecimiento.

Así llegó el mes de Junio, mes muy esperado por todos los participantes de la Competencia de Huecas Tradicionales de la Ciudad, pues los Destinos Turísticos Gastronómicos de Guayaquil ya estaban seleccionados y serían informados por el Alcalde en una rueda de prensa celebrada el 12 de Junio en el Salón de la Ciudad.

70 Huecas son ahora Destinos Turísticos Gastronómicos de Guayaquil y actualmente son puntos referenciales para saborear la gastronomía ecuatoriana. Sin embargo, después de esta mención la obra continúa, porque cada una de estas huecas contaba con el gran anhelo de participar en el evento Raíces, que por esta edición contaban con una cabida para 30 huecas que disputarían la mención de oro, plata y bronce de la Estrella Culinaria de la ciudad.